domingo, 5 de diciembre de 2010

Lady Gaga. Telephone.













Todo fue posible gracias a Lady Gaga, podría decirse. Día tras día, el joven soldado Bradley Manning –un analista de inteligencia del ejército estadounidense, de 22 años, movilizado en Irak–, entraba a las oficinas de informática de una base de EE.UU. en Bagdad, y copiaba en un CD falsode la excéntrica cantante miles de documentos secretos que luego entregó a Wikileaks.
“Nadie sospechó nada. Fue extremadamente fácil. Tuve acceso a los servidores 14 horas al día los siete días a la semana durante ocho meses”, le confesó Manning por chat a un amigo hacker, Adrian Lamo, 29, quien terminó denunciándolo al Pentágono .
Bajo el alias de Bradass87, Manning chateaba con Lamo y le dijo: “Entraba a la sala de informática con un CD regrabable de música que decía ‘Lady Gaga’, borraba la música y grababa un archivo comprimido con la información secreta. Nadie sospechó nunca nada y probablemente nunca lo sabrán”.
Manning estaba entusiasmado y siguió contando: “Hillary Clinton y miles de diplomáticos del mundo van a tener un infarto cuando se levanten un día y sepan que el contenido de esos documentos es de dominio público”.

2 comentarios:

emeygriega dijo...

No la soporto, Aus. Con Beto Pateta estuvimos viendo un video de ella y de verdad, no la soporto.

austerlitz50 dijo...

Yo tampoco, pero no es sobre Lady gaga el post hermosita. leelo de nuevo.

besotes :-))